Seitai, una herramienta de curación

keine Kommentare

Gran observador de los procesos naturales, el maestro Haruchika Noguchi (1911-1976) concibió el Seitai "katsugen-undo" como una herramienta de curación. Vivir en plenitud y en libertad, con la mente en paz y feliz.

Seitai, una herramienta de curación.

Gran observador de los procesos naturales, el maestro Haruchika Noguchi (1911-1976) concibió el Seitai como una herramienta de curación. Sin embargo, tras comprobar que la terapia creaba dependencias y que el ser humano necesitaba aprender a regularse solo, cambió de orientación para potenciar las capacidades innatas de auto-sanación del cuerpo. También llevó a cabo, sobre miles de casos, un estudio muy minucioso de la estructura corporal, con sus conexiones a nivel de posturología, motricidad, comportamiento, emociones y formas de pensar de cada individuo. Ese estudio llamado taiheki constituye uno de los pilares de su método.

El Noguchi Seitai se basa en despertar la sensibilidad, comprender el lenguaje del cuerpo y atender a sus necesidades, confiando en su naturaleza profunda y su potencial de regeneración. Cada practicante se responsabiliza de su propia salud y, gracias a técnicas sencillas y profundas, aprende a sentir y trabajar con el ki (la energía primigenia), soltar tensiones físicas y pensamientos, respirar de un modo natural desde el hara y el tanden (en el bajo vientre), descansar el sistema voluntario y conseguir la relajación profunda. Al entrenar el sistema extra-piramidal, encargado de los movimientos involuntarios tales como los latidos del corazón, la respiración, el sistema inmunológico, el trabajo de los órganos abdominales y muchos más, se desencadenan movimientos instintivos y espontáneos similares a los realizados durante el sueño. El cuerpo recupera su equilibrio por sí mismo, y entonces se puede vivir en un estado agradable de ligereza y frescura, sin cansancio, de acuerdo con el deseo profundo.

El Seitai se practica sin objetivo, en el estado de no-mente, tenshin, o “corazón del cielo puro”, y con la espontaneidad de la infancia. Así surge el deseo de expresar lo que no se puede comunicar con palabras sino con el ki. El Seitai es ante todo una filosofía del inconsciente desde ese vacío en el que no existen el tiempo, el espacio, el ego ni el yo adquirido por la educación. En ese estado se siente la vida en toda su magnitud.

El estado de tenshin se logra al conectar el bulbo raquídeo con el universo. Con el gyoki (concentración del ki) se observan los flujos de energía por el organismo. Para avanzar en el aprendizaje del Seitai es básico percibir la respiración y el estado de la columna vertebral, el mástil de nuestro organismo. Sentir qué zona está torpe o hipersensible requiere atención. La práctica regular de pasar el ki desde el centro respiratorio del bulbo raquídeo por toda la columna vertebral hasta el bajo vientre calma la mente y desarrolla la sensibilidad. Al alcanzar la concentración del mu, el vacío, se consigue la kata o postura correcta de forma natural. El cuerpo se centra, el pecho se abre, y el koshi (la zona lumbar y pélvica) se arquea como en los niños más pequeños. Con tanden kokyu, la respiración profunda por el tanden, se empieza a sentir el cuerpo.

A partir de ahí es posible practicar el yuki, la comunicación del ki en sintonía con los demás seres vivos. El yuki, más que una técnica de imposición de manos, es un tipo de meditación, durante la cual se conecta el bulbo raquídeo y el tanden con el cuerpo.

El objetivo principal de las prácticas no es curar sino que el cuerpo despierte su dinámica interior e inicie un proceso de retorno a su esencia. Esa dinámica lleva de forma natural al katsugen undo, o movimiento regenerador, con el que se recupera vitalidad y autonomía. Cuando toda la estructura ósea se mueve en libertad y sin esfuerzos, el ki fluye en armonía con el universo, la sanación ocurre de forma natural, nos reequilibramos y sentimos el placer de estar vivos en todos los niveles del ser. El método Noguchi Seitai, mucho más que una simple técnica de regulación física, es una filosofía de vida que nos devuelve a nuestro estado original de equilibrio, vitalidad, paz interior, bienestar, alegría, felicidad y plenitud, y permite conectar con el entorno, los demás seres vivos y el Todo. Se trata de un concepto antiguo que sigue siendo revolucionario. Pero, al contrario de otras técnicas orientales, todavía es muy minoritario en Occidente.

Seitai-Seminar "katsugen-undo" in Europe

Schreiben einen Kommentar

Was ist der letzte Buchstabe des Wortes ickd ?